«Ante las iniciativas ya frecuentes en las empresas de hostelería  de proponer a sus trabajadores fijos la conversión de sus contratos de trabajo en fijos discontinuos durante un año, ampliable en su caso, apelando al artículo 10 del vigente Convenio Colectivo provincial de Tenerife y a la conformidad del sindicato firmante del mismo, desde Intersindical Canaria hacemos un llamamiento a las personas trabajadoras a rechazar expresamente cualquier acuerdo que se pudiera firmar en tal sentido, tanto por sus representantes sindicales en la empresa como por algún sindicato.

Tales acuerdos necesitan de la conformidad de cada trabajador afectado puesto que ni los representantes sindicales ni sindicato alguno pueden disponer la modificación del contrato individual de trabajo sin el consentimiento del trabajador.

Por ello, ante cualquier comunicación de las empresas por la que se informe sobre la conversión de los contratos de trabajo, hay que  manifestar expresamente la disconformidad y plantear denuncia ante la Inspección de Trabajo, sin perjuicio de la posterior demanda ante la jurisdicción social.

Consideramos inaceptable la pretensión de esas empresas de forzar desde ya esa conversión de los contratos de trabajo, en lugar de buscar otras alternativas en el marco de los ERTES que se negocien con anterioridad a la reanudación de la actividad, sin recurrir a la solución fácil de ahorrarse la cotización a la Seguridad Social, es decir, privando de importantes recursos económicos a una institución esencial para la protección social de las personas trabajadoras.»

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here