La alcaldesa de Santa Cruz de Tenerife, Patricia Hernández, ha mantenido un encuentro con las nadadoras del Club Midayu, Michelle Alonso y Judit Rolo, así como con su entrenador, José Luis Guadalupe, antes de que partan hacia Londres para participar en el Mundial de Natación.

Las deportistas trasladaron a la regidora municipal que acuden al campeonato “ilusionadas y nerviosas”, puesto que se trata de la cita que las puede llevar directamente a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, un sueño que ambas persiguen desde hace meses y para el que se están dejando la piel en la piscina a diario.

Patricia Hernández, acompañada por la concejala de Deportes y Juventud, Elena Mateo, les deseó mucha suerte en la competición y les agradeció el esfuerzo con el que trabajan todos los días, “que ha hecho que estemos acostumbrados a algo que es extraordinario como es tener a unas campeonas de esta talla”.

Las nadadoras y la regidora municipal estuvieron charlando sobre las barreras que han tenido que romper no solo para triunfar en el deporte femenino sino en el deporte adaptado, algo que Michelle Alonso denominó “romper techos, paredes y piscinas”.

Finalmente la alcaldesa les trasmitió a las deportistas y a su entrenador el agradecimiento de los amantes del deporte por “lo mucho que nos hacen disfrutar y por conseguir que toda una nueva generación de niñas y niños quieras dedicarse a la natación” asegurando que “seguramente el secreto de estas campeonas es que se esfuerzan pero no por eso dejan de divertirse y eso se percibe”.