El consejero de Agricultura. Ganadería y Pesca del Cabildo de Tenerife, Javier Parrilla, se reunió ayer en el palacio insular con una delegación de la Asociación de Cosecheros y Exportadores de Flores y Plantas Vivas de Canarias (Asocan), encabezada por su presidente, Juan Daniel Marichal.

El encuentro, además de analizar la situación actual de este subsector, tuvo por objeto presentar la ayuda directa a este ámbito, que asciende a un total de 376.000 euros y que persigue minimizar en lo posible los importantes problemas de comercialización derivados de la crisis económica del COVID-19 en explotaciones de flor cortada, esquejes y plantas ornamentales (para semillas e insumos). Dicha medida está contemplada en el pacto para la reactivación económica de Tenerife y de su plan de choque.

Del mencionado importe se beneficiarán unas 57 empresas a través de Asocan. Parrilla destaca que “desde el primer momento del estado de alarma se ha mantenido un contacto muy estrecho con Asocan para conocer sus demandas y problemas”. El consejero insular de Agricultura. Ganadería y Pesca recuerda que “este subsector ha sido uno de los más dañados por la situación que ha provocado el Covid-19, que ha conducido a un cese de actividad absoluto en este ámbito”, por eso se han implementado estas ayudas que “permitan continuar con la producción en los próximos meses”.

Parrilla, que está manteniendo encuentros con todos los colectivos y asociaciones del sector primario beneficiadas con ayudas con cargo al mencionado plan de choque, señala que el Cabildo también colabora con Asocan “en una campaña de promoción con el fin de recuperar la demanda de flores, esquejes y plantas ornamentales”. 

El Cabildo de Tenerife ha previsto dentro del pacto para la reactivación económica de la isla y de su plan de choque un total de 10.666.052,66 euros al sector primario (4.919.825 euros en ayudas y apoyos, a los que se suman los 5.746.227,66 de inversiones en este ámbito).

Las medidas y sus correspondientes partidas pretenden combatir las consecuencias socioeconómicas derivadas de esta crisis sanitaria. Además, muchas ayudas planteadas persiguen mitigar los daños acaecidos en el campo canario, el pasado mes de febrero, por el temporal de viento y calima.