El Consejo de Gobierno ha autorizado hoy, jueves 19 de septiembre, el aumento de las ayudas de acción social para la integración por un importe total de 1.930.000 euros. Esta cantidad supone un aumento respecto al presupuesto inicial, fijado en 4.130.000 euros.

En concreto, 1.500.000 euros irán destinados a cubrir el Programa de Lucha contra la Pobreza y la Alta Exclusión Social en Canarias de las personas beneficiarias de la Prestación Canaria de Inserción (PCI). El resto del montante, 430.000 euros, se invertirán en la financiación de programas de integración de las mujeres en riesgo de pobreza y exclusión social.

El Programa de Lucha contra la Pobreza y la Alta Exclusión Social en Canarias de las personas beneficiarias de la Prestación Canaria de Inserción tiene como objetivo impulsar proyectos dirigidos a transformar o prevenir situaciones de necesidad relacionadas con dificultades de inserción social, laboral y escolar, o ligadas a razonas de desestructuración familiar, educativa o desajustes personales.

Por su parte, los programas de integración de las mujeres en riesgo de pobreza y exclusión social atienden con especial énfasis al colectivo de mujeres en situación de pobreza en las Islas que necesitan una mayor atención, más allá de una solución residencial. Dichos programas son gestionados por entidades y asociaciones sociales.

Las ayudas de acción social forman parte del Plan Estratégico de Subvenciones de la Consejería de Derechos Sociales, Igualdad, Diversidad y Juventud, y tienen como objetivo financiar la atención a personas vulnerables garantizando la cobertura de sus necesidades básicas; la lucha contra la exclusión social, especialmente con el colectivo de personas sin hogar; las actuaciones encaminadas a mantener, ampliar y facilitar el acceso a la red de centros y servicios de atención social básica, y las actuaciones de carácter integral en agrupaciones poblacionales y colectivos vulnerables o con especiales dificultades de integración social.