La alcaldesa de Santa Cruz de Tenerife, Patricia Hernández, ha recorrido el barrio capitalino de Añaza junto a un nutrido grupo de vecinos y vecinas que quisieron trasladarle su preocupación respecto a algunas infraestructuras del barrio. No obstante, durante el recorrido fueron numerosas las personas residentes en Añaza que se acercaron a la alcaldesa para hacerle llegar propuestas de mejora del barrio, la mayoría de ellas relacionadas con la puesta a punto de las carreteras, aceras y espacios públicos comunes.

La regidora municipal acudió a la cita con la concejala de Educación, Deportes y Juventud, y responsable del Distrito Suroeste, que tomó nota de todas las deficiencias que señalaron los vecinos y vecinas.

Durante el recorrido, Patricia Hernández escuchó las demandas, vinculadas fundamentalmente a la mejora de los espacios públicos comunes que presentan un importante estado de deterioro, en especial algunas vías y plazas.

La regidora municipal también verificó la preocupación de la población por el creciente número de atropellos y de accidentes debido al mal estado de la avenida decano consular Jesús Ramos González, una vía en la que, además, se localiza el colegio, varios parques y numerosos locales comerciales y de formación y que suele ser transitada durante todo el día por muchos vecinos y vecinas. En este punto se acordó estudiar la posibilidad de colocar sistemas reductores de velocidad para favorecer el cumplimiento de la limitación de velocidad en esta vía como pueden ser badenes o los conocidos como “guardas muertos”.

Igualmente Patricia Hernández constató el mal estado en el que se encuentran tanto los parques infantiles como las plazas, ya que incluso varias madres y padres explicaron que no tienen las condiciones adecuadas para llevar allí a los niños y niñas.

Finalmente la alcaldesa escuchó las propuestas de un grupo de vecinos y vecinos que se congregaron de forma casual junto a ella y que solicitaron una nueva ubicación para una parada de guaguas.