La tinerfeña Michelle Alonso logró este domingo por tercera vez la medalla de oro olímpica en la prueba de los 100 braza (S14) en Tokio, consiguiendo además establecer un nuevo récord del mundo (1:12:02) batiendo así el que ella misma ostentaba.

La nadadora del Midayu fue secundada por la británica Louise Fiddes (1:15.93), con más de tres segundos de diferencia con la pupila de José Luis Guadalupe. Ambas se fundieron en un abrazo en la pileta del Centro Acuático de Tokio. El bronce fue a parar a la brasileña Beatriz Borges (1:17.61).