El senador por la isla de La Gomera, Fabián Chinea, propuso hoy a la ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, que impulse un gran “Pacto por la Educación” para “afrontar con las máximas garantías un escenario inédito en el que será imprescindible que actuemos unidos para gestionar la educación en un marco que nos obliga a establecer nuevos protocolos y nuevas políticas por la pandemia del coronavirus”.

En la comparecencia celebrada esta mañana en la Cámara Alta, el senador de la Agrupación Socialista Gomera dijo a la ministra que “nos encontramos ante una nueva oportunidad para que actuemos con la responsabilidad que exige una situación tan grave como la que vivimos. Es decir, para impulsar un gran pacto por la educación que nos permita, por primera vez en nuestra democracia, aprobar una ley básica de educación con el máximo consenso”.

“Es lo menos que podemos hacer si no queremos ser responsables de hipotecar el futuro de una generación que va a necesitar todo nuestro apoyo”, añadió Chinea.

El senador por la isla de La Gomera se refirió, en este sentido, a la escalada en las acusaciones entre las principales fuerzas políticas: “He escuchado son sorpresa algunas de las intervenciones de otros portavoces, aunque más que sorpresa la palabra exacta es preocupación. Existen cuestiones que deberían permanecer al margen del rifirrafe político y de los debates que, lamentablemente, estamos presenciando estos días, especialmente en el Congreso. Son una auténtica vergüenza. Y una de esas cuestiones que deben permanecer fuera de las guerras dialécticas que, dicho sea de paso, no solucionan problemas, es la educación”.

Un salto digital y una transformación del sistema
En su primera intervención, Chinea señaló que “la pandemia ha puesto de manifiesto que nuestro sistema educativo necesita un salto digital y una transformación que va a tener que acometerse en un plazo de tiempo muy reducido si queremos garantizar su retorno a la normalidad en el próximo curso escolar”.

“Somos conscientes”, agregó, “de la complejidad del problema al que nos enfrentamos para garantizar el retorno a las aulas con todas las garantías sanitarias. La comunidad educativa necesita las máximas certezas y la coordinación con las Comunidades Autónomas va a ser más importante que nunca para que ninguna se quede en el camino por la ausencia de recursos económicos y humanos”.

En este sentido, apuntó que “serán las Comunidades quienes, como gestoras de la educación, estén en primera línea, junto a estudiantes, profesores y padres y madres, para dar los pasos que serán necesarios para retomar un servicio fundamental para nuestro futuro. Un paso en el que deberán estar acompañadas por el Gobierno del Estado para que cuenten con el máximo apoyo y respaldo”.

Entre las medidas que se deben implementar para el próximo curso, Chinea expuso que “es importante que se garantice la formación del profesorado en el uso de nuevas herramientas; intensificar la digitalización del sistema educativo y el apoyo a aquellas familias que se han quedado sin recursos y que van a necesitar la protección de todas las instituciones para que sus hijos e hijas sigan recibiendo la educación que se merecen”.

Chinea expuso que “el Ministerio de Educación, en colaboración con las Comunidades Autónomas, debe garantizar la equidad y la calidad de nuestro sistema educativo para no dejar a nadie atrás. Necesitamos una hoja de ruta clara, contundente, preventiva y equitativa para evitar que la crisis de la COVID-19 sea también una crisis educativa que haga crecer las brechas de inequidad y merme la confianza pública en nuestro sistema educativo.

“Nosotros, en Canarias, sabemos lo difícil que es vivir aislados. Y también conocemos las dificultades que entraña la brecha digital en aquellos territorios que aún carecen de la cobertura necesaria para navegar por la red. Aún así, creo que esta crisis, representa una oportunidad para buscar nuevas herramientas tecnológicas que contribuyan a mejorar la calidad educativa en todas islas y a reducir la brecha entre los que más tienen y aquellos niños y niñas que, desgraciadamente, se quedan en el camino por la desestructuración de sus familias o la ausencia de recursos económicos”, destacó el senador de ASG.

Educación de 0 a 3 años
El senador gomero aludió también a la educación infantil de 0 a 3 años. En este sentido, recordó que “tanto el PSOE como Unidas Podemos, cuando estaban en la oposición, reclamaban que fuese un derecho universal y proponían la reforma del artículo 15 de la Ley de Educación, de manera que se reconociese la universalidad no obligatoria y la necesidad de ir avanzando en su gratuidad progresiva. Hay que ser coherentes con lo que propone en la oposición y en el Gobierno. Tendrán todo nuestro apoyo si apuestan por esa reforma”.