Puerto de la Cruz sigue haciendo honor a sus tradiciones y estos días por la festividad de San Juan vuelve a enramar sus chorros para disfrute de residentes y visitantes.

Esta tradición de arte efímero llevada a cabo de forma desinteresada por colectivos y particulares en la ciudad, se ha celebrado este año con adornos florales ya que se ha preferido omitir otro tipo de productos de primera necesidad ante la situación tan extraordinaria que se vive por culpa de la emergencia sanitaria. Aun así, se ha vuelto a demostrar el arte y la creatividad de los y las portuense para realizar esta ofrenda.