El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, a través del Distrito Salud La Salle, pone en marcha la ejecución de itinerario accesible y barandillas de barrotes verticales en la acera central de la calle Huaracheros, en los Gladiolos, para mejorar la accesibilidad y el tránsito de las personas, así como dar respuesta a una vieja reivindicación de los vecinos y vecinas del barrio chicharrero.

La obra, que cuenta con un presupuesto de 12.500 euros, consiste en la creación de un itinerario accesible que abarca un tramo que une las tres aceras de la calle Huaracheros. Dicha vía tiene un ancho aproximado de 32,7 metros, con las aceras a ambos lados, dos calzadas con zonas de aparcamiento y una acera central, la cual absorbe un desnivel entre las dos calzadas, existiendo una diferencia de cota de 55 centímetros, aproximadamente, en el punto más desfavorable.

La actuación propuesta consiste en varias soluciones para dotar de elementos de accesibilidad en la zona con el objetivo de que permitan salvar esta diferencia de cota de manera segura y accesible para las personas de movilidad reducida.

Así, la acción principal es la creación de una rampa de dos tramos, de pendiente máxima 10% y, asimismo, se colocará una barandilla de barrotes verticales en la zona que trascurre desde el paso de peatones que se pretende crear hasta el inicio de la rampa, en una longitud de 11 metros.

En cuanto al paso de peatones, el objetivo es realizar el rebaje en aceras y su pintado en la calzada situada al norte de la acera central, para facilitar el paso de la acera a la calzada.

El concejal del Distrito Salud-La Salle, Andrés Martín Casanova, ha realizado la supervisión de los inicios de la obra y ha destacado la importancia de su puesta en marcha para ofrecer una respuesta a años de demanda por parte de los vecinos y vecinas de la calle Huaracheros. Tal y como señaló el concejal, el barrio podrá contar por fin con “promesas cumplidas gracias a la intervención y seguimiento de la alcaldesa de Santa Cruz, Patricia Hernández”.