El Rosario aprueba una inversión histórica para mejorar la sostenibilidad de la red de agua

El Ayuntamiento de El Rosario celebró en la mañana de hoy, miércoles, un pleno extraordinario para aprobar la modificación presupuestaria de mayor importe en la historia del Municipio: 4.530.058 euros. Esta cantidad, proveniente del ahorro municipal, irá destinada a la mejora de los servicios públicos y a la renovación de la red hidráulica y del alumbrado público, mejorando su eficiencia y sostenibilidad. La concejala de Hacienda, Sara Cabello, explicó que «la suspensión de la Ley de Estabilidad Presupuestaria y de la regla de gasto, que aprobó el Gobierno central con motivo de la crisis generada por el Covid-19, nos permite, por primera vez, gastar los ahorros de la ciudadanía y lo haremos en las principales líneas que establece un gobierno progresista y comprometido como el nuestro: el  medio ambiente, el agua, la obra pública y la cultura y la participación ciudadana».

De esta forma, 4’5 millones de euros se incorporan al presupuesto tras la modificación legislativa que realizó el Gobierno del Estado para permitir a las Administraciones locales utilizar los remanentes de tesorería que habían venido acumulándose tras la entrada en vigor de la Ley de Estabilidad Presupuestaria con la anterior crisis económica. En ese sentido, el primer edil Escolástico Gil abundó que «ahora podremos invertir los ahorros de los vecinos y vecinas de El Rosario en la mejora de los servicios públicos con especial hincapié en las inversiones hidráulicas». La modificación presupuestaria fue aprobada con los votos a favor del Gobierno local y el voto en contra de los partidos de la oposición.

La también primera teniente de alcalde, Sara Cabello, destacó la «apuesta por la calidad de los servicios y de la renovación de la red de agua y el aumento notable de la inversión en obra pública, con un gran componente sostenible en agua y alumbrado». En este sentido, detalló que una de las principales inversiones que se acometerán, con 1’2 millones de euros, será la renovación de la red de agua de gran parte de Radazul Bajo, «cuyo estado deja mucho que desear», apuntó.

Además, recalcó otros proyectos que serán financiados con cargo a esta modificación presupuestaria como el incremento de la partida destinada al área de Cultura con 180.000 euros, «la más alta de la historia», la modernización de la Tenencia de Alcaldía de Llano Blanco para posibilitar, entre otras cosas, el acceso universal a todas las instalaciones municipales y la subida en el área de Participación Ciudadana.

Modificación de la RPT.
El otro asunto a tratar durante la sesión de carácter extraordinario, tuvo que ver con la modificación de la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) para adaptarla «a los nuevos tiempos de la Administración, dotando de técnicos especialistas a cada una de las áreas y mejorando las condiciones laborales de los trabajadores», explicó Cabello, como responsable del área de Recursos Humanos.

La modificación de la RPT aborda la mejora del personal adscrito a Alumbrado Público, donde se crea la plaza de capataz y se mejoran los complementos por libre disponibilidad. En este punto, la primera teniente de alcalde recordó que a los trabajadores del alumbrado «se les llama en cualquier momento, de noche, en fines de semana o en días festivos, y deben estar operativos». 

 Además, se crea una plaza de archivero para avanzar en la digitalización del archivo municipal y acelerar el volcado de datos en la web municipal, que exige la Ley de Transparencia; y dos plazas de auxiliar administrativo, una para Medio Ambiente y otra para la Oficina Técnica Municipal. Por último, se modifican las condiciones laborales de las plazas de vigilantes subalternos, retribuyéndolos en función del trabajo que realmente realizan, algo que llevaban años reclamando, según apunto Sara Cabello.

Este punto también salió adelante con el voto a favor del Gobierno local y el contrario de los partidos de la oposición y sin que ninguno de los ediles tomara el turno de palabra para argumentar el sentido de su voto, algo que recriminó la primera teniente de alcalde. «Por lo menos podrían argumentar por qué votan en contra de mejoras laborales para la plantilla», censuró la edil al finalizar la sesión.