Con motivo del cierre de los centros educativos desde el pasado 13 de marzo, la concejalía de Obras del Ayuntamiento de San Miguel de Abona está llevando a cabo una serie de arreglos, mejoras y labores de mantenimiento con el objetivo de sacar rendimiento a estos días en los que el alumnado no puede acudir a clase.

El alcalde, Arturo González, ha querido destacar que en principio “hemos querido dedicar este paréntesis en las clases presenciales para hacer aquellas pequeñas obras de mantenimiento que, generalmente, se realizaban durante los meses de verano”, recordando que dichas obras “se están haciendo por parte del personal municipal siguiendo las indicaciones preventivas contra la propagación del COVID-19”.

En este sentido, “se están intentando atender, de forma paulatina, las demandas que nos han llegado par parte de cada uno de los centros, incluyendo la Escuela Infantil Municipal “Capitán Galleta”, y priorizar aquellas que técnicamente son más necesaria”, apuntaba el mandatario sanmiguelero.

Igualmente, cabe destacar que el servicio de limpieza que se lleva a cabo por parte del consistorio en los centros educativos no se ha suspendido en ningún momento, entendiendo que esta labor se debe seguir desarrollando para que los colegios ofrezcan una mayor garantía de higiene cuando se reanuden las clases presenciales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here