La concejalía de Servicios Sociales del Ayuntamiento de San Miguel de Abona continúa trabajando sin descanso en las diferentes ayudas y servicios que durante estos días se está dando a particulares y familias con menos recursos del municipio. Unas ayudas que se han tenido que incrementar debido a la demanda suscitada desde el pasado 14 de marzo, ocasionada ésta por la crisis sanitaria por la que está pasando el país.

El estado de alarma ha desembocado en un confinamiento prácticamente total, suponiendo incluso que, en muchos casos, haya personas que no pueden desplazarse por sí solas a los establecimientos autorizados para la adquisición de alimentos o materiales de primera necesidad, bien por ser mayores, por tener alguna discapacidad o movilidad reducida, o por tener menos recursos. Así, durante las últimas semanas han sido unas 180 familias a las que se ha hecho entrega de lotes de alimentos procedentes del Banco de Alimentos Municipal o que han sido beneficiarias de órdenes de compra por parte del consistorio sanmiguelero, para realizar la compra en el supermercado concertado a tal efecto.

En este sentido, Nuria Marrero, concejala de Servicios Sociales, ha querido destacar que “desde que comenzó el estado de alarma se han repartido cientos de kilos de alimentos financiados con recursos municipales”, añadiendo que “en muchos casos, estos lotes son completados con frutas y verduras procedentes de hoteles, comercios locales o de agricultores del municipio que, ante el excedente de producto, han preferido donarlo a quien lo necesite”.

Se trata por tanto de un trabajo que se viene realizando sin descanso por parte del personal de Servicios Sociales y en colaboración con el voluntariado de Protección Civil de San Miguel y Cruz Roja, quienes se están encargando de hacer del reparto de alimentos y productos de primera necesidad por los diferentes domicilios. Marrero ha querido también destacar la “inmediatez con la que se está prestando este servicio que, desde el primer momento, hemos considerado prioritario y urgente dada la situación tan delicada en la que nos encontramos”, añadiendo que “se trata de momentos excepcionales y por tanto debemos adoptar medidas excepcionales para llegar a aquellas personas que nos necesiten en el menor tiempo posible”.

Desde el Ayuntamiento de San Miguel de Abona se quiere agradecer nuevamente las donaciones voluntarias de hoteleros, comercios locales y agricultores que, una vez más, dejan ver la cara solidaria de quienes viven y trabajan en San Miguel de Abona para con aquellas personas que tienen escasos recursos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here