El Cabildo de Tenerife, a través del área de Carreteras que dirige Enrique Arriaga, ha atendido entre ayer y hoy cerca de 30 incidencias leves en las vías de la isla debido al paso de la borrasca que aún descarga lluvia en muchos puntos de la geografía insular. El mantenimiento preventivo que se realiza desde la corporación insular ha propiciado esta escasa incidencia  en las carreteras, de las se han retirado ramas de árboles y otros  obstáculos, así como desprendimientos que se han producido a causa de las lluvias y el viento.

Estos trabajos han podido realizarse pese a que el servicio está trabajando con aproximadamente el 40 por ciento de los efectivos con que cuenta normalmente el área de Carreteras, debido a que se han acogido a las medidas implantadas por el Cabildo para el proteger a su personal por el Covid-19 y, a la vez, mantener en perfecto estado de funcionamiento, la muy heterogénea red de carreteras de la isla, entre las que se encuentra las vías de alta capacidad (autopistas, autovías), los accesos a aeropuertos, puertos y muelles, las carreteras de montaña (accesos al Parque Nacional del Teide), junto el resto de vías que sirven de comunicación a la dispersa población de Tenerife.

El director insular de carreteras, Tomás Félix García, explica que la aplicación del Real Decreto del estado a alarma mantiene en sus puestos de trabajo a una parte de la población, y en estos momentos el tráfico se encuentra al 50% de lo que es habitual. Sin embargo, el volumen de vehículos es el suficiente para que este servicio preventivo deba mantenerse y evitar así accidentes.

Enrique Arriaga agradece a todo el personal que se encuentra trabajando en estos días su esfuerzo para mantener en óptimas condiciones las carreteras de la isla, evitando así accidentes y garantizando la seguridad de quienes estos días, por necesidad, deben hacer uso de las vías.

Asimismo, recuerda que las tareas esenciales de conservación y mantenimiento de la plataforma viaria y sus márgenes consisten principalmente en la limpieza y eliminación de elementos (basura, gravilla, etc) de la zona de rodadura así como la reparación de huecos y baches para prevenir pérdidas de adherencia de los vehículos; el mantenimiento de obras de drenaje longitudinal y transversal (cunetas, arquetas y obras de paso) para evitar la aparición de charcos en la calzada; el desbroce y retirada de matorrales, rastrojos y especies vegetales con alto nivel incendiario, con el fin de prevenir situaciones similares a las acaecidas el pasado mes de febrero por los incendios en la zona norte de Tenerife, que propiciaron el cierre de muchas carreteras y especialmente el de la Autopista TF-5.

Por todo ello “consideramos este servicio preventivo esencial y, dado que en breve empieza la temporada de temperaturas altas, debemos prepararnos para mantener las vías despejadas para el paso de vehículos de emergencia”. Arriaga añade que a día de hoy, “estos servicios esenciales y necesarios de Conservación de Carreteras se realizan en sus distintas modalidades por empresas externas de prestación de servicios y con personal laboral perteneciente a la plantilla del Cabildo Insular de Tenerife”.

Para amabas modalidades se están siguiendo los protocolos de actuación frente al COVID-19, realizando las tareas habituales con turnos presenciales y en domicilio por vía telemática del personal administrativo y de gestión, siendo necesaria la presencia del personal de campo para la ejecución de los trabajos esenciales de conservación y mantenimiento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here