Tenerife ha recibido 4.842.469 pasajeros en los siete primeros meses del año, un 4,6 por ciento más que en el mismo periodo de 2018, según los datos facilitados por AENA y analizados por el departamento de Investigación de Turismo de Tenerife. Destacan las llegadas de viajeros procedentes de aeropuertos nacionales, que registran un incremento del 9,6 por ciento para situarse en 1.925.908 pasajeros.

Los dos aeropuertos de la Isla han registrado un comportamiento positivo de enero a julio. Tenerife Norte recibió en ese periodo 1.634.338 pasajeros, un 5,9 por ciento más, tanto en llegadas nacionales, con 1.613.018 pasajeros y un aumento del 5,9 por ciento, como internacionales, que sumaron 21.320 pasajeros y un alza del 10,6 por ciento.

En el caso de Tenerife Sur, incrementó sus llegadas un 4 por ciento, con un total de 3.208.131 pasajeros. El tráfico nacional subió un 34 por ciento, con 312.890 pasajeros. Por mercados, el aumento de los pasajeros procedentes de la península se elevó al 12,3 por ciento, mientras que para los insulares fue del 6,2 por ciento. Por su parte, las llegadas internacionales a la Isla se incrementaron de enero a julio en un 1,6 por ciento, con lo que se situaron en los 2,9 millones de pasajeros.  De entre los principales países emisores de viajeros hacia Tenerife, Reino Unido registra un comportamiento muy positivo, con un 6,3 por ciento de incremento y 934.644 pasajeros. La apuesta por la Isla por compañías como Jet2.com, con un 22 por ciento de subida, además de otras como Thomas Cook, Esayjet o British Airways, han impulsado ese aumento.

Las llegadas desde Alemania, en cambio, experimentan un descenso del 7,3 por ciento, lo que supone un total de 485.937 pasajeros. La quiebra de Germania o los descensos de tráfico de TUI o Norwegian explican esa tendencia a la baja (que padecen igualmente otros destinos turísticos), aunque es un mercado en el que se producen aumentos de pasajeros de aerolíneas como Lufthansa (con un 67,2 por ciento), el grupo Ryanair/Lauda o Thomas Cook. Del resto de mercados extranjeros sobresalen los aumentos de llegadas desde aeropuertos franceses, con un 20,6 % y 99.339 pasajeros; rusos, con un 44,2 % y 51.690 pasajeros; austriacos, con un 101 % y 35.514 pasajeros; irlandeses, con un 8,3 % y 91.129; o de la República Checa, con un 6,2 % de incremento y 10.580 viajeros transportados. Descienden los que parten desde aeródromos holandeses (un 5,8 % de bajada, 103.798 pasajeros); polacos (un 24,3 por ciento menos y 66.534 pasajeros) y Países Nórdicos (-3,4 % y 228.636 pasajeros), además de los belgas y suizos.

Julio

Los datos referidos exclusivamente al mes de julio registran estabilidad respecto al mismo mes del año pasado, con un 0,3 por ciento de incremento y un total de 718.965 pasajeros. Aumentan las llegadas nacionales un 3,2 por ciento, lo que suma 320.668 pasajeros. Los procedentes de aeropuertos peninsulares alcanzan los 190.369, un 6,7 por ciento de subida (frente al descenso del 1,6 por ciento de los insulares, lo que sitúa cifra de estos últimos en el mes en 130.272 pasajeros).

Desde aeropuertos internacionales las llegadas se redujeron en julio en un 2 por ciento, lo que situó la cifra de pasajeros en 398.297, un descenso motivado principalmente por la bajada de los procedentes de Alemania (que se produce también en el resto de islas), que los situó en 57.395, un 21,4 por ciento menos. Subieron los procedentes de Reino Unido, un 3 por ciento más y 194.497 viajeros; Francia, un 16,6 por ciento y 14.073 pasajeros; Países Nórdicos, un 24,5 por ciento y 9.109 pasajeros; o Rusia, un 32,3 por ciento y 9.875 pasajeros. Los descensos más pronunciados los registraron —además de Alemania— las de pasajeros llegados desde Polonia, con una bajada del 32,8 por ciento y 9.848 pasajeros; Suiza (-21,7 % y 6.585 pasajeros); Italia (-8,7 % y 15.346 pasajeros) y Holanda (-6,4 % y 16.593 pasajeros).