Gabriela Sánchez-Parodi: «Irse fuera es una experiencia que todo jugador de baloncesto debería vivir»

La jugadora tinerfeña, tras su paso por Inglaterra, se marcha al baloncesto universitario de Estados Unidos

0
91

Gabriela Sánchez-Parodi Reverón (13/11/2001, Santa Cruz de Tenerife) afrontará a partir del próximo curso una aventura estadounidense que la llevará becada como jugadora de baloncesto a la Franklin Pierce University de Boston, donde cursará estudios de Ciencias Políticas. No es su primera experiencia en el extranjero, puesto que los dos últimos años ha competido en Inglaterra, donde ha cosechado éxitos como integrante del conjunto de las Reading Rockets.

En ‘Entrevistas en la nube’ explica a ACTUALIDAD TENERIFE cómo ha sido su periplo inglés y cómo surgió la oportunidad americana. 
CONFINAMIENTO«Por suerte, estoy en Tenerife, con mi familia. Estoy aprovechando el tiempo en estudiar mucho e intentar mantenerme en forma de cara a la temporada que viene y haciendo el deporte que puedo en la azotea y corro en círculos, que es algo aburrido, y hago tablas de abdominales y fuerza y trato de hacer lo máximo con el balón porque hago ejercicios de manejo. Lo más difícil es que no tengo una canasta para no perder el tiro, pero espero que pronto podamos volver a las canchas». 

OPORTUNIDAD ESTADOUNIDENSE«En noviembre contactaron conmigo y me ofrecieron la oportunidad de jugar la temporada que viene allí y me lo pensé muy poco. Yo quería jugar en América y vivir la experiencia americana y creo que es el lugar correcto para mi».

EXPERIENCIA INGLESA«Contactaron conmigo por redes sociales y me dijeron que estaban interesados en mi y me preguntaron si quería irme los dos años de Bachillerato a estudiar a Inglaterra y después de hablar con mis padres decidí que era una maravillosa oportunidad para seguir desarrollando mi baloncesto y sobre todo para aprender inglés, porque yo tenía muy claro que quería irme a América y no lo hice directamente desde Tenerife y lo he hecho a través de Inglaterra».

RUTINA BRITÁNICA«Es muy diferente a España y eso me ha ayudado muchísimo. Nos ponían entrenamientos a las siete de la mañana en dos días a la semana y luego las clases y por la tarde entrenamientos. Teníamos dos entrenamientos diarios. Y cuando no había entreno por la mañana teníamos gimnasio y piscina el día después de los partidos. Hay menos clases de las que hay en España y tienes más tiempo para estudiar. Le dan mucha importancia al trabajo voluntario y siempre que tengas un rato libre aprovechar para estudiar, te lo inculcan ellos, y si no tienes la cancha a disposición. Yo pongo los estudios por delante del baloncesto y fui allí sabiendo un inglés básico y con un par de meses ya te adaptas con facilidad y ahora mi nivel de inglés es muy bueno».

OTRO ESTILO DE ‘BASKET’

  • Inglaterra: «Es muy diferente. En España tenemos un muy buen baloncesto y en las Islas Canarias también, hay que valorarlo. En Inglaterra las jugadoras eran muy físicas y muy altas y muchas se están yendo a América ahora. En España hay mucho juego de equipo y allí es más juego individual». 
  • Estados Unidos: «He hablado muchas ocasiones con mi entrenador y me ha enviado vídeos de partidos y sobre todo es un baloncesto muy físico y de correr mucho. Son muy duras». 

SU FUTURO TRAS TERMINAR LA UNIVERSIDAD«Me encantaría acabar mis estudios en América y no tendría ningún problema en volver a Inglaterra o a España, no me veo avanzando más allí ni dar salto al baloncesto profesional». 

EXPERIENCIA RECOMENDABLE«Sin duda. Yo animo a todo el mundo que tenga la oportunidad de irse fuera porque es una experiencia que todo jugador de baloncesto debería vivir porque de verdad que aprendes muchísimo, te llevas muchísimas amistades, abres la mente y ves más allá de vivir en una isla porque esto es muy pequeño y yo me fui a Inglaterra y ahora me ha salido una maravillosa oportunidad de irme a América».