El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, compareció en la mañana de este martes, 14 de abril de 2020, ante la Diputación Permanente del Parlamento Autónomo para informar, a petición propia, de las gestiones que ha realizado su Ejecutivo durante la emergencia sanitaria ocasionada por la propagación en las Islas de la enfermedad COVID-19.

Ángel Víctor Torres, que detalló las actuaciones del Gobierno de Canarias relacionadas con esa pandemia en una sesión especial de la Diputación Permanente por videoconferencia (la primera que se realiza de esta forma en las diez legislaturas autonómicas), planteó como eje central de su intervención dirigida a los portavoces de los siete grupos parlamentarios la necesidad de definir un “gran pacto de reconstrucción, sin que nadie se queda atrás, para salir de la crisis social y económica generada por la COVID-19”, una propuesta que tuvo buena aceptación general entre las formaciones políticas con representación en la Cámara canaria.

Tal y como indicó el presidente de Canarias, esa iniciativa política debe concebirse como un pacto de amplísimo consenso, “con la participación de las administraciones públicas, los partidos políticos y los agentes sociales de Canarias”, y debe centrarse en la defensa de los intereses isleños ante el Gobierno español y la UE, siempre teniendo como eje central “la atención a los más vulnerables”, recalcó Torres.

En su exposición parlamentaria de hoy, el jefe del Ejecutivo canario abordó los principales hitos de la COVID-19 en Canarias, desde el primer positivo confirmado en La Gomera el 31 de enero pasado, pasando por los siguientes que se sucedieron en un hotel del sur de Tenerife y con la posterior extensión de la hoy pandemia a escala global, también en las Islas Canarias, aunque con una de las afecciones más favorables dentro de España.

Torres se refirió en su alocución a todo el trabajo realizado por el Gobierno de Canarias y a la intensa agenda que se desplegó en el Archipiélago sobre todo tras la suspensión de las clases el 13 de marzo pasado y la posterior declaración del estado de alarma. Desde ese momento, subrayó el presidente de Canarias, la interlocución y la transparencia han sido constantes con los agentes sociales y económicos, sobre todo a través del Consejo Asesor del Presidente y del Comité de Gestión Económica; con los grupos parlamentarios, con los cabildos (Fecai) y con los ayuntamientos (Fecam), aparte de con los alcaldes de las cuatro ciudades más pobladas de Canarias. A esto se ha unido una relación directa y continua con ministros del Gobierno español y la presencia de Torres en las cinco conferencias de presidentes autonómicos junto al jefe del Ejecutivo nacional, Pedro Sánchez.

En su mensaje parlamentario, el presidente de Canarias insistió en la máxima de que, “aportando todos, mejoramos en Canarias”, algo que fue así, y puso algunos ejemplos, en decisiones adoptadas durante la crisis sanitaria, como ocurrió con la petición consensuada de restringir al máximo las conexiones aéreas con las Islas desde el exterior o las interinsulares, medidas que han sido muy útiles para el control de la propagación del virus. Estas actuaciones y otras se han visto impulsadas, recordó Torres, por la suma de apoyos, tanto de los agentes sociales y económicos como de las administraciones públicas canarias e incluso de partidos políticos que no apoyan al Gobierno autonómico.

El presidente de Canarias recordó que la destitución de la consejera de Sanidad fue “dura” y la atribuyó a la necesidad de “reforzar equipos y de relevar a personas, que era lo que había que hacer para estar todos unidos”. En esta parte de su intervención, Torres valoró el trabajo hecho por la anterior responsable de Sanidad en Canarias, Teresa Cruz.

Aparte de esas medidas adoptadas en medio de la crisis sanitaria, el jefe del Ejecutivo de Canarias se refirió a otras ejecutadas con el consenso de los integrantes del Consejo Asesor del Presidente y de otras administraciones públicas, como fueron, en el primero caso, la necesidad de los ERTE con causa de fuerza mayor y su aprobación en tiempo récord de cinco días, o en el segundo, la petición al Gobierno español de que los remanentes de los cabildos y los ayuntamientos de Canarias se liberen y sean gestionados directamente por estas administraciones públicas. Canarias “ha sido la única comunidad autónoma que ha hecho esa petición en la conferencia de Pedro Sánchez con los presidentes autonómicos”.

Junto a todas esas cuestiones, Ángel Víctor Torres garantizó que los fondos que Canarias debe recibir del Estado en cumplimiento del REF y del nuevo Estatuto de Autonomía “se defenderán con todas las fuerzas y tienen que llegar a las Islas”, de la misma manera que se deben mantener partidas como las del PIEC, el convenio de carreteras y otros tantos apoyos singulares del Estado ya reconocidos y necesarios para el desarrollo de Canarias.

Para defender todos esos asuntos, el presidente de Canarias señaló que “haremos lo que sea preciso”, principalmente porque son derechos consolidados por las Islas, a lo que se añade que “Canarias es la región de España más golpeada por las consecuencias socioeconómicas de la COVID-19” y, por lo tanto, la que requiere de una respuesta “con la máxima fortaleza” para atajar aquellos efectos negativos en el Archipiélago.

De ahí, concluyó Torres, que se proponga una “gran alianza para poder mitigar esos efectos: para diminuir el sufrimiento de la gente” que se verá afectada por la llamada segunda crisis: la social y económica. Primero, debemos “exigirnos nosotros alcanzar esa gran pacto”, para luego pedir a España y a la UE soluciones para las Islas “con el máximo consenso previo logrado en Canarias”, expuso el presidente autonómico.

Ángel Víctor Torres afirmó que “Canarias ha respondido bien a la crisis sanitaria” ocasionada por el coronavirus COVID-19: “Estamos en buenas manos”, dijo, y ahora toca “permanecer unidos en el día después”, en clara alusión a la articulación de ese gran pacto con soluciones para las Islas que cuente con la participación de todos los agentes: administraciones públicas de Canarias, partidos políticos y representantes económicos y sociales isleños.

En su respuesta tras las intervenciones de los portavoces parlamentarios, el presidente Torres subrayó que “siempre ha defendido las singularidades de Canarias y que los fondos de empleo se repongan a las Islas, algo en lo que seremos contundentes”. Además, indicó que los presidentes de las distintas comunidades autónomas “cada vez están más preocupados por la quiebra social” que generará la COVID-19.

Torres añadió a esa afirmación que “Canarias es en esa crisis distinta, la que provoca el virus fuera del ámbito sanitario, el territorio golpeado en el peor momento, en la temporada alta del turismo”, y recordó que la actual situación no solo afecta a las Islas, sino a Alemania, EEUU, al mundo globalizado; también, por lo tanto, a los principales países desde los que nos llega el turismo.

Al tratarse de una crisis global, sostuvo, “la respuesta debe ser global”. Por ello, en el Consejo Europeo del 23 de abril próximo “la UE debe dar una respuesta que complete las decisiones adoptadas por el Eurogrupo”, lo debe significar la posibilidad “de utilizar el superávit de las administraciones públicas y de acudir al endeudamiento”.

Torres dejó claro que los incentivos para atender la nueva crisis y salir de ella “tienen que venir de lo público, lo único que puede responder en estos momentos”. Canarias “dejará de ingresar de aquí al 31 de diciembre unos 1.300 millones de euros” y, por ello, en parte “necesitamos poder gastar el superávit de la Comunidad Autónoma y además hemos tenido que aprobar la formalización de una póliza de crédito de 1.700 millones de euros”, reconoció el presidente de Canarias.

Ante todas esas realidades, Canarias “necesita un plan acordado” por todos que “sea de posible” ejecución, para cubrir las exigencias sociales y económicas propiciadas por la COVID-19 en el Archipiélago. Se trata, expuso el presidente Torres, de “un gran pacto por la reconstrucción de Canarias que responda a las consecuencias de la emergencia sanitaria y que sume a las medidas económicas y fiscales ya adoptadas en beneficio de empresas, pymes y autónomos o a favor de las personas con alquileres sociales y de familias con escolares de cuota cero, entre otras ya definidas por Canarias. A esas aportaciones se sumará en breve la Renta de Emergencia Social, y ya han contribuido a mejorar otras acciones desarrolladas con éxito, como son la operación de retorno de turistas, previo cese de la actividad turística, o los apoyos activados por la empresa pública GMR con destino al sector primario local.

El presidente de Canarias valoró el resultado de la sesión parlamentaria de hoy y afirmó que el Gobierno autonómico cuenta con un “Parlamento que está a la altura” del momento crítico que se vive. Torres dijo que “vamos a vencer la quiebra social y económica evitando que se queden atrás los de siempre”, en referencia a las personas más vulnerables. El presidente terminó su segunda intervención con un mensaje lleno de optimismo: “Vamos a lograr superar esta crisis como hemos hecho con otras en el pasado”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here