El Ayuntamiento de Granadilla de Abona, a través de la Concejalía de Seguridad cuya responsable es María Candelaria Rodríguez, pone en marcha a partir del próximo 1 de julio un dispositivo especial de seguridad del Cuerpo de la Policía Local durante este verano en todo el municipio, pero con especial incidencia, en la zona costera.

María Candelaria Rodríguez explica que tras el estado de alarma por la COVID-19, la plantilla de la Policía Local ha estado plenamente operativa y ha desarrollado una gran labor para hacer frente a esta complicada situación durante tres meses, en un municipio extenso con gran dispersión de núcleos y con una población que supera los 60.000 habitantes. A ello, apunta la concejala, hay que sumar, y con muy buenos resultados, el plan de vigilancia y seguridad llevado a cabo con motivo de las hogueras de San Juan, sin registrarse ningún tipo de incidente destacable.

Agrega que el operativo estival reforzará la presencia policial a pie y motorizada, sumado al servicio general que se desarrolla diariamente en los distintos barrios de la localidad, pero especialmente en los núcleos del litoral por ser los puntos donde mayor aglomeración de público se produce en este periodo vacacional.

A su vez, otra de las medidas en las que se prestará especial vigilancia será en el control de las acampadas, que están prohibidas; además, se está ultimando y trabajando en las actuaciones que regularán y ordenarán el estacionamiento de caravanas registrado en puntos concretos de la costa, para evitar problemas de tráfico y aparcamiento en general.

Aumento plantilla. 
La responsable de Seguridad señala que “es una prioridad para este grupo de gobierno la mejora de los medios humanos y materiales necesarios para la Policía Local con la finalidad de garantizar un mejor ejercicio de sus funciones y, por ende, de mayores cotas de seguridad para la población en general”. En este sentido, recuerda que a lo largo de este año está previsto que se incremente la plantilla de la Policía Local, ya que recientemente se ha cerrado el plazo de recepción de solicitudes para la convocatoria para cubrir siete nuevas plazas de la Policía Local, mediante procedimiento de selección por sistema de oposición, y para la que se han registrado 400 inscripciones.

María Candelaria Rodríguez apostilla que esta convocatoria viene a dar respuesta a la necesidad de ir dotando a Granadilla de Abona de una plantilla de agentes acordes a la población, teniendo en cuenta que es uno de los municipios de Canarias que más incremento demográfico ha registrado en los últimos años.