Oltra nunca pensó que el Tenerife lo fuese a destituir

«Pensaba que nunca me pasaría esto aquí. No me lo esperado nunca, ni en semanas más complicadas. La decisión ha sido inesperada y extraña. Le decía a los más allegados que aunque perdiera contra Osasuna no me iban a destituir. No me lo podía imaginar. Pensaba que sucedería como la anterior ocasión, que terminaría la temporada y el club decidiría que yo no era el entrenador idóneo para la siguiente temporada», confesó José Luis Oltra, este lunes durante una rueda de prensa en la que aprovechó para hacer balance de su destitución como entrenador del Club Deportivo Tenerife. «Me hubiera gustado que me hubieran escuchado porque estoy fuerte y tengo un plus de sentimiento que es importante», añadió, haciendo referencia a cómo se produjo su despido, «me llamó Víctor Moreno y me lo comunicó y posteriormente me llamó Miguel Concepción para decirme que el Consejo de Administración había aprobado la propuesta presentada por el director deportivo», explicó de cómo se enteró de su no continuidad en el banquillo del Heliodoro Rodríguez López. 

«Aún reconociendo que los números no son del todo buenos, llegué a un equipo que estaba en descenso, del que salimos a las dos semanas y en el que no hemos vuelto a entrar en toda la temporada. Me voy satisfecho con mi trabajo. Respetando y acatando la decisión, aunque no compartiéndola, porque creo que el equipo depende de sí mismo y que se va a salvar bien. Estábamos en el camino, estaba convencido de que se iba a lograr conmigo, y ahora sin mí también estoy convencido de que se van a salvar», consideró sobre la situación y el futuro del equipo, que buscará la permanencia en las cuatro jornadas que restan. 

Oltra prefiere recordar lo positivo de su segunda etapa como blanquiazul. «Me voy siendo el entrenador con más partidos del club, no he perdido ningún derbi, he podido estar aquí casi otro año más que unido a los otros tres que estuve hacen que allí vivido aquí cuatro años. El ascenso de Tenerife, para mí quizás es el momento más especial de mi vida como entrenador; está claro que el del Deportivo también lo fue, pero el de aquí fue el primero y es como cuando tienes dos hijos, el primero siempre es especial. Todos sabéis por lo que estoy pasando emocionalmente. Me quedo con lo bueno, con lo bien que se vive aquí, con retomar amistades, con la afición, con la posibilidad de haber vivido dos derbis, porque son partidos especiales donde se juegan más de tres puntos. Básicamente, me quedo con haber podido regresar aquí”, manifestó para concluir.