La obra para la instalación de la cubierta en el Pabellón Polideportivo de Valle San Lorenzo, en Arona, avanza favorablemente y dentro de los plazos estimados. Según informa el consistorio sureño, en las próximas semanas se procederá a la instalación del parquet en las pistas deportivas.  

El alcalde de Arona, José Julián Mena, ha asegurado que “las obras continúan avanzando a buen ritmo, la llegada de la cubierta supone un minucioso trabajo que asegurará una estructura de calidad para los vecinos y vecinas del municipio”, añadiendo que “ esta es sin duda una de las obras más demandadas de Valle San Lorenzo,  que a su término supondrá un espacio de referencia, tanto deportivo como de ocio, ya que el proyecto completo alberga nuevos viales, accesos, plazas de aparcamiento y zonas ajardinadas para el disfrute de todos nuestros vecinos y vecinas.” 

El concejal de obras, Leopoldo Díaz ha afirmado que “en las próximas semanas se instalará el suelo laminado, otro de los pasos importantes, por lo que las obras continúan avanzando bajo lo previsto. Pronto los vecinos y vecinas del municipio podrán contar con una infraestructura de calidad, que además supondrá una importante mejora de esta zona de Valle San Lorenzo.”

El pabellón polideportivo se encuentra en una parcela de 30.647 metros cuadrados, con una superficie de más de 2.700. Un complejo que estará distribuido en tres edificios: auxiliar, con 479 metros cuadrados, vestuarios y vestíbulo, con 223 y el que incluye las pistas y marquesinas exteriores con más de 2.018 m2, donde se instalará la cubierta.

El material con el que se construirá la estructura, ya ha llegado a Valle San Lorenzo. Vigas laminadas de 38,50 metros, lo que determina un avance importante dentro de este proyecto que supone una de las obras más demandadas de este núcleo aronero. 

Además de cubrir las pistas polideportivas ya existentes, y de mejorar las instalaciones anexas, el nuevo pabellón contempla una zona polideportiva con pista de fútbol sala, balonmano, así como de entrenamiento de baloncesto, voleibol y otras modalidades. 

Otro de los trabajos más esperados comenzará en las próximas semanas en las que se instalará el suelo laminado de las pistas, un paso más, que asegura el buen avance del proyecto. 

Un recinto de referencia

El plan inicial ha sido complementado a comienzos de este año, incluyendo el suelo de parquet en pistas, mejoras en las condiciones de accesibilidad en los baños y vestuarios, incorporación de la iluminación LED para una mayor eficiencia energética del edificio y mejoras en los sistemas de seguridad, en la infraestructura de telecomunicaciones del edificio y en la instalación de agua caliente sanitaria. Una apuesta deportiva y sostenible. 

Una ciudad deportiva

La densidad del tráfico de la zona, la necesidad de accesos y aparcamientos, así como de espacios públicos ha llevado a abordar una urbanización integral del entorno en una superficie de más de 10.300 metros cuadrados, por lo que la zona estará dotada de mobiliario urbano, jardines, alumbrado público, un espacio para el paseo y recreo de mascotas, aparatos de ejercicios biosaludables y una cancha polideportiva. Cuyas obras continúan en marcha. 

El proyecto cuenta con una segunda fase que enlazará la carretera TF-28 con la ciudad deportiva Valle San Lorenzo, en la que se incluyen los campos de lucha y de fútbol, y dotará al núcleo de una bolsa de aparcamientos.