A principios de esta semana se comenzaba con el reparto de mascarillas en aquellos núcleos de San Miguel de Abona donde confluye un mayor número de personas a lo largo del día. Durante varias jornadas hemos visto a miembros de la Guardia Civil y al voluntariado de Protección Civil haciendo este reparto sobre todo, en los exteriores de las farmacias, centros de salud o supermercados, recursos que prestan servicios de primera necesidad para los que están autorizados los desplazamientos.

Un reparto organizado por el Ministerio del Interior, a través de la Delegación del Gobierno en Canarias, al que el Ayuntamiento de San Miguel de Abona se suma, reforzando aún más las medidas de seguridad establecidas desde que se decretara el estado de alarma.

Se sigue trabajando, por tanto, de manera conjunta para combatir la propagación del COVID-19, por lo que el alcalde del municipio, Arturo González, ha querido agradecer, una vez más, “la labor y esfuerzo de todos los que están trabajando en primera línea de lucha desde el pasado 14 de marzo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here